Calidad en la industria aeronáutica: Producto + Proceso

Entrevistas, aeronáutica — Por Daniel Peñaloza el 10 Septiembre 2009 a las 3:01 pm

Entrevista a Ángel Hernán, Director Técnico de SISTEPLANT

Boeing Lean Manufacturing

Históricamente, los altos requisitos de seguridad en el sector aeronáutico resultaban en que la industria (constructores y proveedores) centraran sus esfuerzos en el ámbito de calidad en aspectos fundamentalmente concernientes al producto. Sin embargo, en los últimos años este sector comparte con otros segmentos de actividad industrial, como automoción o electrónica, la necesidad de ser competitivos en coste y plazo, garantizando a la vez la calidad en producto.

La buena noticia es que los modelos de excelencia operacional han evolucionado desde los esquemas productivos de antaño (series largas), e incorporan herramientas orientadas a lograr una alta eficiencia en series medias, cortas o incluso unitarias.

Angel Hernán, director técnico de la unidad de Tecnologías de Fabricación de Sisteplant, comparte con nosotros su visión del estado del arte, necesidades y tendencias en el sector.

D.P.: ¿Cual es la situación y tendencia de los fabricantes aeronáuticos, respecto al uso de parámetros de calidad en el proceso, en contraposición con el enfoque anterior, exclusivamente centrado en calidad en el producto?

A.H.: Cada vez es más frecuente encontrar parámetros de control de calidad en el proceso en el sector aeronáutico, precisamente en aquellos procesos que pueden llegar a generar los defectos más graves en el producto. Algunos ejemplos de parámetros de proceso que se controlan actualmente son:

  • Parámetros del ciclo de autoclave (presión, tiempos y temperaturas), en piezas de material compuesto;
  • Tiempos y temperaturas en hornos de secado de pintura, en instalaciones de tratamientos superficiales, parámetros de mezcla de la pintura, etc.;
  • Parámetros de deposición de fibra de carbono sobre el molde (tensión, rotura de fibra…), en máquinas de encintado automático de material compuesto;
  • Calibraciones periódicas de los útiles de fabricación, gradas de montaje, etc.

Sin embargo, especialmente en la fabricación de materiales compuestos, los procesos siguen siendo poco robustos, por lo que será necesario un esfuerzo mayor para reducir el porcentaje de piezas que requieren ser reprocesadas.

Otros campos que admiten mejoras son el montaje de aeroestructuras, con medición de tensiones durante el montaje, y las manipulaciones, cuya automatización reduciría los defectos por golpes y manipulaciones incorrectas, lo cual a día de hoy constituye una fuente importante de defectos.

D.P.: ¿Qué herramientas (útiles de control, de montaje, sistemas poka-joke, software especializado o técnicas de gestión), se están utilizando para la mejora continua, la reducción de costes de no calidad, la mejora de la eficiencia en términos de costes y plazos de entrega en las empresas aeronáuticas?

A.H.: En cuanto a los sistemas Poka Yoke, los más habituales se utilizan en montaje, sobre todo con códigos de colores, diámetros diferentes, plantillas de taladrado, etc.

Respecto al Control de Proceso integrado en máquinas, los proyectos de investigación de los últimos años desarrollados en este área, están orientados a conseguir máquinas altamente automáticas y flexibles, las cuales, para tener mayor grado de autonomía, están dotadas de sistemas de control de proceso. Como ejemplo se pueden citar:

  • Máquina automática de remachado, que mide el espesor de los paneles a remachar en cada caso y selecciona la longitud del remache en función de esta medición;
  • Integración del láser tracker en utillajes de posicionamiento para asegurar alineación de secciones de fuselaje antes de su unión.

En lo que se refiere a Técnicas de Gestión, la tendencia es claramente la mejora de procesos desde el punto de vista de Lean Manufacturing a través de la implantación de sistemas de mejora continua que permiten analizar y localizar desperdicios (calidad, eficiencia, plazo…), en base al análisis de indicadores de proceso, y la definición de planes de acción para eliminar los desperdicios. Estos sistemas de mejora continua sólo pueden funcionar si se entienden como una parte más del proceso productivo y constan de todos los elementos, métodos de trabajo y sistemas de soporte necesarios:

Elementos:

  • Organización y Funciones
  • Sistema de Medida de los indicadores
  • Etc.

Métodos de trabajo:

  • Despliegue Estratégico, Workshops y Eventos Kaizen (Blitzes)
  • Reuniones de Mejora Continua
  • Reuniones de seguimiento
  • Reuniones de 5 minutos
  • Equipos de respuesta rápida

Sistemas de soporte:

  • Panel en planta
  • Hardware y Software de captura de datos y elaboración de indicadores
  • Etc.

D.P.: Partiendo de vuestra experiencia, ¿Qué resultados se han obtenido en las empresas aeronáuticas con el uso de estas herramientas?

A.H.: La reducción del Lead Time es el parámetro fundamental que se persigue, ya que este engloba de una u otra forma al resto de indicadores (costes financieros del stock en curso, costes de no calidad, costes de producción…).

Depende mucho de la cadena de valor a mejorar, pero son habituales reducciones de Lead Time del orden del 50% cuando se implanta Lean Manufacturing, si bien no todo proviene del control de calidad del proceso, pero este juega un papel fundamental en la reducción de costes de no calidad y también afecta, aunque en menor medida, al resto de costes.

D.P.: Por último, ¿Como afectará al control de calidad el hecho de incrementar el volumen de los lotes de producción? La fabricación mas masificada permitirá mayores inversiones en medios de control por la mayor facilidad de amortización?

A.H.: Si bien un mayor volumen de producción justifica una mayor inversión en medios de control, no se deberían fabricar lotes mayores, sino más cantidad de lotes pequeños.

Este debe ser el enfoque por medio de unos sistemas de fabricación que deben tender a ser lo más automatizados posibles, pero sin perder flexibilidad (esto es, con tiempos de cambio pequeños), ni polivalencia (es decir que sirvan para procesar para varias referencias diferentes).

De la misma manera que los sistemas productivos deben diseñarse para conseguir integrar automatización, flexibilidad y polivalencia, los sistemas de control deben seguir el mismo camino: para hacer el control en proceso antes que en producto (prevenir antes que corregir), estos sistemas de control deben conseguir los mismos objetivos que las máquinas en las que se integren, en el sentido de automatización, flexibilidad y polivalencia.
En cualquier caso la única forma de aumentar la inversión en medios de control de manera sostenible es que estos medios eviten costes de no calidad en magnitud suficiente como para justificar la inversión.

Desde Measurecontrol agradecemos la colaboración de Ángel Hernán y Sonia Ercoreca. Para mayor información sobre Lean Manufacturing, puede consultar la web www.sisteplant.com , o dirigir sus consultas / comentarios a marketing@sisteplant.com.

Tags: , , , , , ,

Compartir:

Introduzca una Respuesta

RSS para comentarios de este artículo.

Trackbacks

Deje un Trackback