Bajo presupuesto: enemigo nº1

Enemigos del calibre — Por Xavier Conesa el 12 Septiembre 2007 a las 7:28 am

image002

En el artículo Enemigos del calibre, indicábamos a este factor en primer lugar por su relevancia e influencia sobre el resto de factores. Con diferencia, éste es el principal escollo que tenemos, por que toda la cadena en el sector del automovil es muy sensible al coste final y a su reducido margen. Es necesario que sea así pero en muchas ocasiones cuando este factor es tan sumamente restrictivo, resulta imposible compensarlo con la imaginación. Decíamos en nuestro artículo que para que una pieza pueda llegar a fabricarse, las empresas tienen que hacer una serie de inversiones y gastos en diseño, medios productivos, medios para inspección y control de la calidad, gestión y seguimiento de la producción, logística…. y un largo etcetera de aspectos de modo que en muchas ocasiones es muy dificil conseguir llegar al final de toda la cadena sin que el gasto global supere el presupuesto asignado. Cuando superamos este presupuesto siempre hay una persona responsable de hechar mano de las tijeras y empezar a recortar gastos por orden de prioridades, hasta conseguir el objetivo: mantener el margen positivo.

Los útiles de control, al igual que el resto de partidas (personal, métodos e informes, etc..) para inspección y control de la calidad son susceptibles de ser los últimos pasos de la cadena y los mas dificiles de justificar a simple vista, de modo que no es extraño que sufran los principales recortes de presupuesto.  

Para fabricar un útillaje de control de una pieza podremos optar por una infinidad de soluciones, de precios variables, que nos permitiran desde un control exhaustivo hasta un control mínimo, que no deberíamos rebasar. Por lógica es conveniente encontrar un término medio , lo más cercano posible al coste mínimo, pero siempre asegurando que los controles mínimos se podrám realizar.  Uno de los aspectos mas dificiles de determinar, son estos controles mínimos, que suele dejarse en las manos del personal mas experto para que haga una previsión de los potenciales problemas de fabricación en base a resultados anteriores (AMFE).

Para conseguir resultados óptimos es recomendable tener proveedores fidelizados con un buen conocimiento del producto que fabricamos y que sepan enfocar de forma rápida y sencilla la mejor solución para cada caso. Encontrar soluciones globales para familias de piezas con una problemática similar suele ser un buen sistema de trabajo.

Los responsables de recortar gastos son las personas que deben tener mas claro que un buen control puede evitarles muchos otros gastos innecesarios y gastos por “no calidad”. Cabe decir que algunos clientes intentan comprar muy económico los medios de control mas complejos, pero a largo plazo es una política que no da buenos resultados, dado que puede suponer la pérdida de un buen proveedor de este tipo de servicios. No olvidemos que la calidad tienen  un precio !!!!  

Artículos relacionados:



Compartir:

    5 Comentarios

Introduzca una Respuesta

RSS para comentarios de este artículo.

Trackbacks

Deje un Trackback