CMM – Control en planta

Fabricación, Metrología — Por Xavier Conesa el 25 Noviembre 2006 a las 10:22 am

image002

En Tecnomatrix, desde hace ya un tiempo que venimos viendo un cambio en la filosofía del control de la producción en planta por algunos de nuestros clientes. La utilización de máquinas tridimensionales para medir por coordenadas en las salas tradicionales de control de calidad es una solución cada vez menos operativa para obtener, a tiempo real, informaciones sobre el proceso, en comparación con la posibilidad de instalar las máquinas de medición directamente en el taller, como la que vemos en la fotografía, que permite un control permanente del seguimiento de la producción, y permite adicionalmente una intervención rápida en el caso de una anomalía en la calidad. La filosofía del control tradicional de “ajuste por fallos” al detectar una anomalía puede ser reemplazada por “mastered adjusting” que consiste en la optimización del proceso a tiempo real y reducción de las piezas defectuosas. SOME es uno de nuestros clientes que está utilizando esta filosofía y desde su implantación ya le ha proporcianado considerables mejoras.

Otro aspecto importante es que medir en el taller, cerca de la línea de producción permite reducir los tiempos de ajuste de la línea y ayuda a bajar el “time to market” de los nuevos productos.

En casos concretos las máquinas de medición pueden representar una mejor solución a los calibres tradicionales que solo pueden controlar las medidas relativas para las que han sido concebidos. De todos modos, la combinación de ambos métodos, utilizando el calibre como presentador en la máquina de medición, es la solución más completa y que representa una evolución general de las estrategias de control dimensional en la empresa.

Para poder estar puestas en el taller, las máquinas de medición tienen que tener algunas características indispensables:

  • Elevada dinámica para garantizar una frecuencia de muestreos apropiada.
  • Nivel de precisión acorde con las tolerancias de plano requeridas.
  • Usabilidad para que el sistema pueda ser utilizado por operadores que no tienen muchos conocimientos de metrología.
  • Operaciones fáciles de carga y descarga (y si es necesario, la capacidad de integrarse en un flujo de producción)
  • Posibilidad de crear programas de medición fuera de la línea.
  • Protecciones adaptadas de la máquina para garantizar la seguridad de los operadores y protecciones contra los agentes ambientales de la zona en donde están ubicadas.

Estas máquinas de medición que están destinadas a su uso en el taller o planta de producción están concebidas con soluciones tecnológicas particulares, como la compensación térmica, para resistir ambientes hostiles diferentes a los laboratorios de medición.

© Florence Léger, 2006

 



Compartir:

    8 Comentarios

Introduzca una Respuesta

RSS para comentarios de este artículo.

Trackbacks

Deje un Trackback